Un poco de culturilla cinematográfica

El cantor de jazz (1927) Desde que, en 1985, los hermanos Lumière hicieran su primera proyección cinematográfica en un sótano del Grand Café de París, tuvieron que pasar 32 años hasta que se estrenara la primera película sonora.
El cantor de jazz, dirigida por Alan Crosland.

Sucedió en Nueva York, el 6 de octubre de 1927, y el filme era una una mezcla de intertítulos y algunos diálogos hablados. Los intertítulos era lo que se había venido utilizando hasta la fecha y siguió hasta la década de los años 30. Consistían en varias palabras escritas en blanco sobre un fondo negro intercaladas entre las escenas, que ayudaban a entender el desarrollo de la acción.

Anuncios

2 comentarios en “Un poco de culturilla cinematográfica

  1. lamiri dijo:

    Un año importante fue 1927 debido a que sucede un hecho revolucionario para la historia del cine:comienza el cine sonoro. El film “El cantor de jazz”, de Alan Crosland, dejaba escuchar al actor Al Jolson cantando.
    Comenzaba una nueva era para la industria del cine y también para los actores ya que, a título curioso, muchos de ellos desaparecieron al conocer el público su verdadera voz, desagradable o ridícula, que no correspondía a su apariencia física. Si recordais “Cantando bajo la lluvia” de Gene Kelly (los que la hayais visto) aparece un simpático ejemplo de cómo una popular actriz del cine mudo ve su carrera truncada cuando, al empezar el cine sonoro, se descubre su desagradable voz de pito…

  2. carolinxe dijo:

    Síiiiiii! Eso le pasó, por ejemplo, a John Gilbert, que pasó de súper estrella del cine mudo a enfermo alcohólico. Como tenía la voz de pito, los espectadores se reían de él, dudando incluso de su virilidad, y no pudo soportarlo.

Los comentarios están cerrados.