Dilly Dally, top terminado!

Ya tengo el top terminado. Los bloques has quedado más grandes de lo que yo pensaba en un principio, por lo que he utilizado menos. Ahora tengo bloques para hacer otra más!

Ya estoy preparando la trasera, así que espero no tardar mucho en terminarla y ponerme a acolchar. Quiero terminarla pronto, que ya mismo vamos a necesitarla!

Dilly Dally

Así se llama  la colchita con la que estoy ahora. El diseño es de Camille, de Thimble Blossoms y me pareció tan facilita y rápida de hacer que hace un par de días me decidí a hacerla para Alejandra.

Imagen tomada del blog de Camille Roskelley

Estoy utilizando un layer cake que tenía guardado desde no se ni cuándo. Es de la colección Candy Kisses, que tiene unas telas monísimas. Y el tamaño va a ser de bebé. Llevará cuatro flores de ancho y cinco de largo.

Ya tengo todo cortado y he empezado a formar las flores.

Como podéis ver me he apoderado de la mesa del salón. Pero es la única forma de poder coser un ratito, mientras Alejandra se entretiene en el parque (que no es mucho tiempo, jeje).

Todavía me queda bastante por coser.

A ver si este fin de semana puedo dejar el top terminado y ya lo iré acolchando a ratitos. Ya os enseñaré los avances!

 

Papelera para el coche

Mi coche, por lo general, es un desastre por dentro. Soy especialista en ir acumulando papeles en la guantera de la puerta, sobre todo los justificantes de pago en la gasolinera. Según me los dan los voy almacenando ahí, como si fueran a servir para algo. Publicidad, clinex…. todo va a parar a la guantera. Y lo peor es que nunca encuentro el momento para sacarlos y tirarlos, además de que como son papeles pequeños es muy difícil sacarlos sin que unos cuantos vayan al suelo. Como ya os decía, un desastre.

Mi antigua papelera provisional en el coche

Hace unas semanas, bicheando en Pinterest me encontré con este basurero para el coche y me pareció una idea fantástica para el mío!

Así que una mañana me levanté decidida a hacerlo. Uno para mí y otro para Javi. Como yo suelo madrugar bastante y mi niña es dormilona y estas cestitas se hacen rápido, me puse con ellas. Una me dio tiempo a terminarla antes de que se levantara Alejandra, la otra en su siesta de por la tarde.

Son muy fáciles de hacer. Marisa puso un tutorial en su blog hace tiempo. Yo les puse una entretela adhesiva gordita para que le diera cuerpo, pero como no estaba segura de si aguantaría o se terminaría despegando, les puse también guata y las acolché un poco. Les añadí un asa para poder colgarla de la palanca de cambios y listo!

Ya están realizando su función y mi coche ha dejado de ser una papelera él en sí mismo, jeje. Cuando se llenan sólo hay que sacarlas y vaciarlas directamente en la basura. Una maravilla!

Trabajando en mis UFO’s. Hexágonos de Jelly Roll terminados!!

He estado echando un vistazo al blog, buscando la última vez que os enseñé los avances en esta manta y hace un año!! Estaba entonces empezando a unir las filas de hexágonos.

La terminé poco antes de que naciera Alejandra y empecé a acolcharla, pero no me dio tiempo a terminarla.

En realidad quedaba muy poco para terminarla y siempre la tenía en la máquina, por si podía sentarme aunque fueran 5 minutos y acolchar uno de los hexágonos. Pero nunca encontraba el momento. Hasta la semana pasada que ya decidí que era hora de acabarla.

Aproveché las siestas de Alejandra y me puse con ella. La terminé enseguida. Y hasta me dio tiempo a hacer y ponerle el bies. Ya por la noche terminé de coserlo a mano

Foto hecha con Instagram

Aquí podéis ver un poco más de cerca el acolchado.

El tamaño final es 1,40m x 1,40m, lo justo para el sofá, aunque ahora la utiliza Alejandra para jugar en el suelo, que ya empieza a gatear y ponerse de pie y sólo quiere estar en el suelo.

Ya a esperar que venga el frío para taparnos con ella en el sofá!

¡Por fin!

 

Image

Parece que las vacaciones este año me han cundido. Por fin tengo todas las flores de mi Grandma’s Garden terminadas.

A lo largo de estos tres años, los hexágonos se han convertido en un trabajo “de viajes y vacaciones”. Por lo cómodos que son de llevar a cualquier sitio, he aprovechado cada vez que hemos hecho un viaje para llevarlos conmigo. Los he cosido en el coche y una vez en el destino podía coserlos por las noches un ratín, aunque fueran pocos.

Y por fin, estas dos semanas de vacaciones, que hemos estado en “nuestro pueblito bueno” (como dice el anuncio de Aquarius), un pueblo de apenas 400 habitantes, donde no hay casi nada que hacer, nada más que descansar y respirar aire puro de la sierra, he aprovechado y he terminado las flores que me quedaban. No me lo podría creer!

Mirad cuantos!

Image

Me encantan.

Y ya he empezado a hacer los hexágonos blancos que unirán estas flores. He calcualdo que tendré que hacer unos 500 más. Ya tengo cortados la mitad y he empezado a coserlos.

Image

Así irá el montaje.

Image

¿Cuánto tardaré con estos? Ya veremos.

7 meses

7 meses hace ya que nació Alejandra y 7 meses es el tiempo que llevo sin publicar nada.

Varias veces me he propuesto sentarme en el ordenador a escribir algo, pero la verdad es que no tengo demasiado que enseñar. Estos últimos meses han sido de adaptación y dedicación casi exclusiva a ese bichito que ha venido a acomodarse con nosotros y que nos tiene a todos locos.

Se decidió a llegar por fin el 30 de diciembre y desde entonces hasta hoy no se muy bien dónde han ido a parar los días. Se me van sin enterarme y sin un ratito para sentarme a coger mis telitas. Algunas noches, cuando se duerme, cojo mis hexágonos y coso algunos. Pero la mayoría de los días voy yo a la cama detrás de ella. Menos mal que nos ha salido dormilona y salvo algunas noches tontas, por lo general duerme del tirón. Eso sí, durante el día no para un momento!

Lo que sí hice en los primeros meses fue un pañuelo para llevar a Alejandra en las “paradas cortas”. Qué pereza montar y desmontar el carro cada vez que tenía que bajar del coche a comprar cualquier cosa. Quería algo donde poder llevar a la niña, que fuera a gusto y que no fuera la mochila, que me resultaba muy incómoda. Así que rebuscando por internet encontré uno que me gustó y me puse manos a la obra. Lo utilizo también para bajar a la playa y no tener que meter el carro en la arena. Reparte el peso de la niña por toda la espalda y no se te cansan los brazos. Alejandra incluso se duerme en él.

Os pongo el paso a paso por si alguna mamá quiere hacerlo. (Las imágenes no son muy buenas porque están hechas con el teléfono, pero espero que os sirvan)

Lo primero es tomarse medidas. Estos pañuelos son personalizados. Hay que medirse desde un hombro (la parte más externa) hasta la cadera contraria. Esta medida se multiplica por 2 y se le suman 3 pulgadas (unos 8 cm). Yo he de decir que esta medida se me quedó pequeña y tuve que añadir un postizo al final. Cada una que pruebe, pero yo añadiría 5 o 6 pulgadas.

El mío es reversible, utilicé dos telas de tilda. También se puede hacer con una tela sola, pero al pensar que tenía que meter ahí dentro a la niña, preferí utilizar dos telas para que estuviera más reforzado.

Necesitamos dos telas del largo que hayamos calculado anteriormente. El ancho del portabebés será de 22 pulgadas (unos 55cm), así que si nuestras telas son de 44pulgadas de ancho, sólo tendremos que cortarlas por la mitad.

Colocamos las telas derecho con derecho y cosemos los dos laterales largos. Volvemos las telas y volvemos a coser para que quede bien rematado.

Ahora doblamos por la mitad la tela a lo largo y después volvemos a doblar, de manera que los extremos que están sin coser queden juntos.

A continuación calculamos unas 3 pulgadas en el lateral opuesto a la doblez. Veis el alfiler sujetando las telas. Dibujáis una curva como la de la imagen y cortais con la tijera. Esa es la zona donde irá el culito del bebé.

Así quedará una vez desdobleis.

Lo siguiente es doblar la tela a lo ancho revés con revés, de manera que las dos partes curvas queden una sobre otra (como en la imagen superior) y coser por el derecho. Vamos a hacer una costura francesa, primero se cose por el derecho y luego por el revés y así la costura queda rematada.

Así quedará una vez hechas las dos costuras.

Ahora se cose la costura hacia un lado para terminar de rematarla

¡y tenemos nuestro portabebé terminado!

Os dejo un vídeo de cómo colocar al bebé.

Bueno, os dejo por el momento, pero voy a hacer todo lo posible por pasar por aquí con bastante más frecuencia. Echo mucho de menos mis costuritas, mi blog y leer los vuestros!

¡Nos leemos pronto!

Más cositas para Alejandra. Su habitación

Estas últimas semanas que he estado desaparecida nos hemos dedicado a preparar la llegada de Alejandra, que ya espero que no se retrase mucho.

Mi madre ha hecho esta colchita para el capazo, con el mismo diseño que utilicé para hacer la que regalé a mi vecina y que os mostraba aquí.

Aquí la veis colocada ya en el carro a la espera de que llegue su dueña. Si os fijáis hemos hecho también una funda para el capazo con telas Tilda. La funda que trae el carro es negra y no me gustaba tanta oscuridad, así que funda nueva para el capazo y para el colchón a juego.

Como nos coge una época fría queríamos hacerle un saquito para que esté calentita cuando vayamos en el coche, pero el arnés del maxi-cosi era un “problema”, así que nos las ingeniamos para que tuviera pantaloncitos.

Fue un poco jaleo plantear el montaje, pero al final quedó bastante bien. Así queda abierto

La parte exterior va acolchada, y el interior es de forro polar.
Tenía claro el acolchado que quería hacerle, pero no sabía cómo quedaría puesto que era la primera vez que probaba a hacerlo, así que utilicé un hilo muy parecido al color de fondo de la tela para que disimulara los fallos. Ahora resulta que me encanta como queda pero no se aprecia el dibujo! Bueno, yo se que está ahí, jeje. Le hice una foto a la parte de la guata antes de montarle el forro polar.

Mi madre también se ha dado maña para convertir esta manta

en este saquito.
Que calentita va a estar!

Ya está también su habitación lista.
Hice una banderola con su nombre. Debajo he colocado el panel de conejitos Tilda que hice hace un par de años.

Sobre la cuna quería ponerle un árbol. En principio la idea era pintarlo, pero después pensé que me iba a complicar demasiado la vida. No se pintar, se me da fatal. Así que pensé que tenía que haber alguna forma de hacerlo con telas.

Me puse a investigar por internet y descubrí que la entretela de doble cara pega en la pared!!!
Llevé a ampliar el dibujo de un árbol a la copistería y busqué flores y mariposas para completarlo. Un poco de plancha… y listo!
Me encanta!! Le da mucha alegría al cuarto.

En la cuna le he puesto la colchita que os enseñaba aquí. También he sacado la alfombrita de mariposa que hice hace tiempo y tenía guardada.

Y lo último que he hecho ha sido la elefantita del último libro de Tilda. Me pareció monísima cuando la vi y ahora tenía la excusa perfecta para hacerla😉

Ya sólo nos queda esperar a que Alejandra quiera venir. Aún quedan un par de semanas, pero aquí ya está todo listo por si le apetece llegar antes!

Qué poquitos me faltan ya!

Muy poquito a poco, pero sigo haciendo hexágonos. La verdad es que se ha convertido en una tarea “de coche” y playa. Últimamente sólo los cojo cuando viajamos, casi siempre a la playa. Una hora de ida y otra de vuelta me da para hacer unos cuantos, jeje. Esta semana hemos ido a Madrid y vaya si me ha cundido el viaje! Ha sido cuando me he dado cuenta de los pocos que me quedan por hacer y he decidido enseñároslos.
Los tengo todos guardados en una caja y mirad qué montón cuando los he sacado!

Hay 37 flores grandes y 37 pequeñas. En total llevo unos 750 hexágonos.

Mirad cuantas flores!

Qué bonitas son estas telas.

Y ya sólo me quedan por hacer estos:

100 más. Eso ya qué es! jeje. Por supuesto, ahí no cuento los que tengo que hacer en blanco para unir todas estas flores y llegar a este diseño, que ya os lo enseñaba hace un tiempo

De momento he decidido ponerme con los que me quedan y terminarlos de una vez, montar las flores y ya después veré cuántos tengo que hacer en blanco.

Por ahora se quedan guardaditos en su caja hasta dentro de poco.

Maletita de Alejandra terminada!

Ya está terminada la maletita para llevar las cosas de Alejandra.
Ha resultado más fácil de lo que en realidad imaginaba, pero aún así bastante laborioso, sobre todo a la hora de coser a la máquina la parte exterior de la bolsa. Para que mantenga bien la forma le hemos puesto una guata adhesiva finita y después entretela semirígida, lo que la ha convertido en una capa bastante gruesa y difícil de manejar. Eso, junto con el cordoncillo rosa ha resultado en una ballata mía contra la Berni, jeje. Pero gané yo! (Aunque he de reconocer que me llevé más de un pinchazo de los buenos).

En uno de los laterales exteriores le hemos puesto un bolsillo, que queda bastante disimulado.

Y otro bolsillo más grande, que ocupa toda la trasera de la bolsa.

La base lleva unas “patitas” para que no apoye la tela directamente en el suelo. Aunque supongo que se manchará igualmente!

En el interior lleva un falso fondo de cartón forrado (el verde clarito con flores) para que mantenga la forma una vez esté llena y que se puede sacar cuando haya que lavar la bolsa. Y en los laterales 4 bolsillos en todo el ancho de la bolsa.

Creo que ha quedado bastante completa y tiene muy buen tamaño. Me acompañará al hospital y en muchas otras ocasiones después!

Qué os parece?

En proceso

Esto es en lo que estamos trabajando mi madre y yo ahora.

Una bolsa para llevar las cosas de Alejandra. Estamos improvisando bastante, tanto en medidas como en montaje. Espero que quede presentable!
Ya os iré enseñando avances….