7 meses

7 meses hace ya que nació Alejandra y 7 meses es el tiempo que llevo sin publicar nada.

Varias veces me he propuesto sentarme en el ordenador a escribir algo, pero la verdad es que no tengo demasiado que enseñar. Estos últimos meses han sido de adaptación y dedicación casi exclusiva a ese bichito que ha venido a acomodarse con nosotros y que nos tiene a todos locos.

Se decidió a llegar por fin el 30 de diciembre y desde entonces hasta hoy no se muy bien dónde han ido a parar los días. Se me van sin enterarme y sin un ratito para sentarme a coger mis telitas. Algunas noches, cuando se duerme, cojo mis hexágonos y coso algunos. Pero la mayoría de los días voy yo a la cama detrás de ella. Menos mal que nos ha salido dormilona y salvo algunas noches tontas, por lo general duerme del tirón. Eso sí, durante el día no para un momento!

Lo que sí hice en los primeros meses fue un pañuelo para llevar a Alejandra en las “paradas cortas”. Qué pereza montar y desmontar el carro cada vez que tenía que bajar del coche a comprar cualquier cosa. Quería algo donde poder llevar a la niña, que fuera a gusto y que no fuera la mochila, que me resultaba muy incómoda. Así que rebuscando por internet encontré uno que me gustó y me puse manos a la obra. Lo utilizo también para bajar a la playa y no tener que meter el carro en la arena. Reparte el peso de la niña por toda la espalda y no se te cansan los brazos. Alejandra incluso se duerme en él.

Os pongo el paso a paso por si alguna mamá quiere hacerlo. (Las imágenes no son muy buenas porque están hechas con el teléfono, pero espero que os sirvan)

Lo primero es tomarse medidas. Estos pañuelos son personalizados. Hay que medirse desde un hombro (la parte más externa) hasta la cadera contraria. Esta medida se multiplica por 2 y se le suman 3 pulgadas (unos 8 cm). Yo he de decir que esta medida se me quedó pequeña y tuve que añadir un postizo al final. Cada una que pruebe, pero yo añadiría 5 o 6 pulgadas.

El mío es reversible, utilicé dos telas de tilda. También se puede hacer con una tela sola, pero al pensar que tenía que meter ahí dentro a la niña, preferí utilizar dos telas para que estuviera más reforzado.

Necesitamos dos telas del largo que hayamos calculado anteriormente. El ancho del portabebés será de 22 pulgadas (unos 55cm), así que si nuestras telas son de 44pulgadas de ancho, sólo tendremos que cortarlas por la mitad.

Colocamos las telas derecho con derecho y cosemos los dos laterales largos. Volvemos las telas y volvemos a coser para que quede bien rematado.

Ahora doblamos por la mitad la tela a lo largo y después volvemos a doblar, de manera que los extremos que están sin coser queden juntos.

A continuación calculamos unas 3 pulgadas en el lateral opuesto a la doblez. Veis el alfiler sujetando las telas. Dibujáis una curva como la de la imagen y cortais con la tijera. Esa es la zona donde irá el culito del bebé.

Así quedará una vez desdobleis.

Lo siguiente es doblar la tela a lo ancho revés con revés, de manera que las dos partes curvas queden una sobre otra (como en la imagen superior) y coser por el derecho. Vamos a hacer una costura francesa, primero se cose por el derecho y luego por el revés y así la costura queda rematada.

Así quedará una vez hechas las dos costuras.

Ahora se cose la costura hacia un lado para terminar de rematarla

¡y tenemos nuestro portabebé terminado!

Os dejo un vídeo de cómo colocar al bebé.

Bueno, os dejo por el momento, pero voy a hacer todo lo posible por pasar por aquí con bastante más frecuencia. Echo mucho de menos mis costuritas, mi blog y leer los vuestros!

¡Nos leemos pronto!

Anuncios

Más cositas para Alejandra. Su habitación

Estas últimas semanas que he estado desaparecida nos hemos dedicado a preparar la llegada de Alejandra, que ya espero que no se retrase mucho.

Mi madre ha hecho esta colchita para el capazo, con el mismo diseño que utilicé para hacer la que regalé a mi vecina y que os mostraba aquí.

Aquí la veis colocada ya en el carro a la espera de que llegue su dueña. Si os fijáis hemos hecho también una funda para el capazo con telas Tilda. La funda que trae el carro es negra y no me gustaba tanta oscuridad, así que funda nueva para el capazo y para el colchón a juego.

Como nos coge una época fría queríamos hacerle un saquito para que esté calentita cuando vayamos en el coche, pero el arnés del maxi-cosi era un “problema”, así que nos las ingeniamos para que tuviera pantaloncitos.

Fue un poco jaleo plantear el montaje, pero al final quedó bastante bien. Así queda abierto

La parte exterior va acolchada, y el interior es de forro polar.
Tenía claro el acolchado que quería hacerle, pero no sabía cómo quedaría puesto que era la primera vez que probaba a hacerlo, así que utilicé un hilo muy parecido al color de fondo de la tela para que disimulara los fallos. Ahora resulta que me encanta como queda pero no se aprecia el dibujo! Bueno, yo se que está ahí, jeje. Le hice una foto a la parte de la guata antes de montarle el forro polar.

Mi madre también se ha dado maña para convertir esta manta

en este saquito.
Que calentita va a estar!

Ya está también su habitación lista.
Hice una banderola con su nombre. Debajo he colocado el panel de conejitos Tilda que hice hace un par de años.

Sobre la cuna quería ponerle un árbol. En principio la idea era pintarlo, pero después pensé que me iba a complicar demasiado la vida. No se pintar, se me da fatal. Así que pensé que tenía que haber alguna forma de hacerlo con telas.

Me puse a investigar por internet y descubrí que la entretela de doble cara pega en la pared!!!
Llevé a ampliar el dibujo de un árbol a la copistería y busqué flores y mariposas para completarlo. Un poco de plancha… y listo!
Me encanta!! Le da mucha alegría al cuarto.

En la cuna le he puesto la colchita que os enseñaba aquí. También he sacado la alfombrita de mariposa que hice hace tiempo y tenía guardada.

Y lo último que he hecho ha sido la elefantita del último libro de Tilda. Me pareció monísima cuando la vi y ahora tenía la excusa perfecta para hacerla 😉

Ya sólo nos queda esperar a que Alejandra quiera venir. Aún quedan un par de semanas, pero aquí ya está todo listo por si le apetece llegar antes!

Maletita de Alejandra terminada!

Ya está terminada la maletita para llevar las cosas de Alejandra.
Ha resultado más fácil de lo que en realidad imaginaba, pero aún así bastante laborioso, sobre todo a la hora de coser a la máquina la parte exterior de la bolsa. Para que mantenga bien la forma le hemos puesto una guata adhesiva finita y después entretela semirígida, lo que la ha convertido en una capa bastante gruesa y difícil de manejar. Eso, junto con el cordoncillo rosa ha resultado en una ballata mía contra la Berni, jeje. Pero gané yo! (Aunque he de reconocer que me llevé más de un pinchazo de los buenos).

En uno de los laterales exteriores le hemos puesto un bolsillo, que queda bastante disimulado.

Y otro bolsillo más grande, que ocupa toda la trasera de la bolsa.

La base lleva unas “patitas” para que no apoye la tela directamente en el suelo. Aunque supongo que se manchará igualmente!

En el interior lleva un falso fondo de cartón forrado (el verde clarito con flores) para que mantenga la forma una vez esté llena y que se puede sacar cuando haya que lavar la bolsa. Y en los laterales 4 bolsillos en todo el ancho de la bolsa.

Creo que ha quedado bastante completa y tiene muy buen tamaño. Me acompañará al hospital y en muchas otras ocasiones después!

Qué os parece?

En proceso

Esto es en lo que estamos trabajando mi madre y yo ahora.

Una bolsa para llevar las cosas de Alejandra. Estamos improvisando bastante, tanto en medidas como en montaje. Espero que quede presentable!
Ya os iré enseñando avances….

Preparando la llegada de Alejandra

Por fin me he puesto a hacer cositas para Alejandra. De momento una mantita, una capa de baño y un babero.

Aquí la capa de baño y el babero

Están hechos con la misma tela. Primero, junto con mi madre, hicimos la capa de baño. En una tarde estaba lista.

Y como me sobró tela pensé en hacer un babero a juego.

Creo que los próximos los haré más prácticos, sin lacitos ni nada, que quedan tan monos que me va a dar pena que los manche!

La mantita la ha hecho mi madre.

Es muy pequeñita. La utilizaré para el carrito o para el maxi cosi, para que esté calentita cuando vamos en el coche. Es toda de franela.

Ya está dobladita y guardada, esperando que llegue su dueña!

Manta para la cuna

Esta mantita la he hecho para regalársela a mi vecina, que acaba de tener un niño.
Ayer mismo se la entregué y le gustó mucho.

Está hecha con entretela adhesiva de doble cara y festón. Para quien no esté muy suelta, os explicaba la técnica aquí.
Para la trasera he vuelto a utilizar forro polar. Queda suavita y muy calentita!

No recuerdo dónde la encontré, pero por si alguien quiere hacerla, aquí os dejo el dibujo.
Mis medidas han sido 60 x 120cm, el tamaño de la cuna.

Es lo último que hago por ahora para regalar. Ahora me dedicaré a hacer cosas para Alejandra, que cada vez me queda menos tiempo y aún no le he hecho nada!

Es una niña…

…y se llamará Alejandra.

Ayer ya me dijeron que mi bichito era una nena, así que ya puedo empezar a pensar las cositas que le voy a hacer y cómo.

También quería daros las gracias a todas las que me felicitásteis por mi embarazo. Hemos estado de vacaciones y la entrada anterior era programada, así que no pude agradecéroslo. Muchas gracias por vuestros comentarios tan cariñosos!

Este fin de semana largo aún estamos de vacaciones, así que la semana que viene, a la vuelta, os contaré en lo que he estado trabajando un poquito estos días.

Gracias por estar ahí!